Coordinación de Seguridad y Salud en grandes obras de infraestructura.

Aspectos de Coordinación de Seguridad y Salud en grandes obras de infraestructura.

Coordinador de seguridad y saludLa coordinación de seguridad en grandes obras de infraestructura debido al importante número de personas y maquinaria que interviene en su ejecución requiere una constante supervisión de los tajos por parte de todas aquellas personas que tienen responsabilidad en el ámbito de la seguridad, encargados/recursos preventivos, técnicos de seguridad, jefes de producción y por supuesto del coordinador de seguridad y salud y el jefe de obra.

Sin un seguimiento constante de los trabajos y de las medidas preventivas a adoptar es imposible conseguir unos niveles de seguridad aceptables.
En este tipo de obras las modificaciones en base al proyecto original hacen imposible seguir lo dictado en el plan de seguridad, que por otra parte suele ser en la mayoría de los casos tan generalista y falto de concreción, que desde mi punto de vista no tiene mas valor que el de un documento que por ley se debe elaborar, pero que no tiene ningún valor práctico.

Para solventar en parte la practicidad de los planes de seguridad, el coordinador de seguridad y salud debe exigir que se redacten procedimientos de trabajo en el que se recojan las medidas de seguridad de una manera clara y concisa, y en base al trabajo que “realmente” se va a ejecutar.

Otro aspecto fundamental en la que el coordinador de seguridad y salud debe basar su actuación es en la previsión de los futuros problemas de seguridad que conllevarán los futuros trabajos. El coordinador de seguridad y salud debe ir siempre por delante del contratista en este sentido, de manera que cuando se abra un nuevo tajo o se comience una nueva actividad, el encargado que lo ejecute, el técnico de seguridad y el jefe de producción que tiene responsabilidad sobre ese tajo hayan recibido tanto verbalmente como por escrito las medidas de seguridad que se deban a adoptar dejando poco margen a la improvisación.
Para conseguir esto debe haber una comunicación diaria con los encargados que son los que realmente saben lo que se va a ejecutar en obra en los próximos días y en base a la experiencia del coordinador de seguridad y salud y su criterio, transmitir las instrucciones que a su juicio son las adecuadas para llevar el trabajo con suficientes medidas de seguridad.

Al margen de que se debe cumplir siempre la ley, en el día a día de una obra con multitud de tajos abiertos, mas de 300 personas trabajando y decenas de máquinas en movimiento el coordinador de seguridad y salud debe estar continuamente valorando los riesgos de los trabajos y discriminando cuales deben tener un mayor seguimiento y cuales menos, ya que obviamente los recursos son limitados.
Por último en este tipo de obras, el factor “suerte” es fundamental, en estas obras donde se mueve una cantidad enorme de material (hablamos de varios millones de toneladas) donde existe una arranque, carga y transporte diario y prolongado durante varios años, en el que intervienen decenas de maquinas y camiones, el error humano de un maquinista o chófer puede conllevar un accidente grave o muy grave (volcamientos y salidas de pista, y hasta atropellos a operarios) con consecuencias fatales, el error humano está ahí y hay que asumirlo, independientemente de que se lleve un correcto mantenimiento de la maquinaria y de las pistas, el error humano siempre estará presente en algún momento de los trabajos con maquinaria.
J. Lantarón

Coordinador de Seguridad y Salud Adpreven

Comparte / ShareShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Recommended Posts

Leave a Comment